DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

 5 de junio

La Asamblea General de Naciones Unidas designó en 1972 al 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente. Desde 1974, el 5 de junio se ha convertido en una plataforma global de alcance público que reúne a gobiernos, empresas, instituciones educativas, celebridades y ciudadanos a que todos los años emprendan en ese día actividades mundiales que reafirmen su preocupación por la protección y recuperación del medio ambiente (1).

 

 

En este día tan emblemático, la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa (UPES Mazatlán) e IMDESU SC en el marco del proyecto Concientización Ambiental para la Sustentabilidad remarcan la importancia de la educación ambiental para fomentar una cultura en el que los individuos y la colectividad cobran conciencia de su medio ambiente, adquieren los conocimientos, los valores, las competencias, las experiencias y la voluntad, capaces de hacerlos actuar individual y colectivamente para resolver los problemas actuales y futuros como la contaminación del agua, suelo y atmósfera, efectos del calentamiento global y cambio climático, la reducción de la capa de ozono, generación de basura, daños a la biodiversidad, la deforestación, la desertificación entre otros.

 

 

Al respecto, se reconoce que uno de los problemas causantes de contaminación es la forma tradicional en que actualmente se llevan a cabo los procesos de producción y de consumo basados en una economía lineal contaminante generadora de grandes cantidades de residuos.

De acuerdo a las cifras más recientes, publicadas en el Informe de la Situación del Medio Ambiente en México 2017 (2), la generación de residuos sólidos urbanos alcanzó 44.6 millones de toneladas, lo que representó un aumento del 35.6% con respecto a 2003 y la generación de residuos por habitante 0.98 kilogramos por día. Para el caso de los residuos de manejo especial que son aquellos que no son peligrosos o residuos sólidos urbanos, o que son producidos por grandes generadores de residuos sólidos urbanos, el Informe referido expone la producción de 2.6 millones de toneladas de equipos celulares y accesorios, envases de plástico (PET, PEAD) de aluminio y multilaminados y de aparatos eléctricos y electrónicos. Para los residuos peligrosos, reporta que del inventario Padrón de Generadores de Residuos Peligrosos (PGRP) entre 2004 y 2017 las 115 158 empresas inscritas en ese patrón, generaron 2.45 millones de toneladas de residuos peligrosos.

La buena noticia es que hay una solución para resolver la contaminación del medio ambiente que produce la generación de residuos contaminantes y esa solución se llama Economía circular.

 

 

 

 

La economía circular es un concepto económico de sostenibilidad, su objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía,…) se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos. El principio es «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía (3).

Los componentes que hacen funcionar este modelo son interdependientes e igualmente importantes, pero uno de los componentes para transitar a una economía circular es el consumo responsable, la decisión determinante del consumidor para apropiarse del compromiso de la sostenibilidad para adquirir bienes, productos y servicios basados en un modelo sostenible. Un cliente, un ecociudadano, una empresa con responsabilidad ambiental, social y económica detonará que tanto compradores y vendedores para seguir en una relación comercial deberán apropiarse del modelo sostenible de la economía circular, por ello bajo esta connotación toma mayor relevancia el REPENSAR.

En este día emblemático del Día Mundial del Medio Ambiente se hace alusión especial a la contribución que tiene la  economía circular en la reutilización de neumáticos de desecho.

Es importante mencionar, que de acuerdo al Plan de Manejo de Neumáticos de desecho para Vehículos Automotores, se estima que en nuestro país, cada año se desechan aproximadamente 32,000,000 de éstos. La  problemática ambiental es que tardan cientos de años en descomponerse, son refugios de fauna nociva, tienen un alto poder calorífico lo que puede potenciar un incendio y su quema produce grandes cantidades de gases contaminantes a la atmósfera, además su volumen dificulta el manejo y dan un mal aspecto visual cuando son dispuestos de manera inadecuada (4).

Al respecto, una alternativa viable para resolver parte de la contaminación que generan éstos neumáticos como residuos es considerarlos como materias primas de valor para integrarlos al ciclo de producción en la fabricación de artículos creativos, novedosos e innovadores como muebles, macetas, esculturas, entre otros. Para ello se entrevistó al Sr. Pablo Ramírez Beltrán fabricante de este tipo de artículos en la Ciudad de Culiacán Sinaloa quien nos compartió su experiencia

Inicialmente el Sr. Pablo Ramírez se dedicaba a la elaboración artesanal de calzado con neumáticos, pero el negocio decayó debido a la baja demanda, y las circunstancias de tener acumulaciones de una gran cantidad de neumáticos en su casa, floreció en su mente la creatividad de transformar esos neumáticos en sillas que a través de tiempo fue perfeccionando hasta elaborar muebles más detallados como sillas, mesas, mecedoras, maceteros, columpios, y esculturas con representaciones de motocicletas, autos etc. Su trabajo ha sido reconocido por las autoridades y por los ciudadanos de Culiacán Sinaloa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De esta manera, el Sr. Pablo Ramírez desarrolla una actividad sostenible, ya que los residuos de llantas o neumáticos los convierte en materias primas de valor y a través de su trabajo se promueve la generación de ingresos económicos, empleo digno, se reducen los residuos contaminantes, se promueve el trabajo artesanal, la creatividad y la cultura del cuidado del ambiente.

Otras alternativas para los residuos de neumáticos es el reciclaje, cuyo proceso consiste en la trituración y pulverización para transformarlos en pellets para hacer diferentes productos como impermeabilizantes, bloques de construcción para la cimentación de caminos, carreteras, canchas deportivas etc. No obstante hay otras implicaciones que se deben tomar en cuenta en la vida útil de los neumáticos como el desprendimiento de microplásticos de pequeños polímeros cuando los vehículos son movilizados.

Pero lo que cada vez es más claro es que, a medida que los ciudadanos seamos más conscientes del cuidado de nuestro medio ambiente, nuestras acciones estarán encaminadas a la sostenibilidad y tú ¿cómo cuidas al medio ambiente?

  1. https://www.un.org/es/observances/environment-day

  2. https://apps1.semarnat.gob.mx:8443/dgeia/informe18/tema/cap7.html

  3. https://economiacircular.org/wp/?page_id=62

  4. http://reciclallantas.org.mx/wp-content/uploads/2016/02/Plan-de-Manejo-de-Neumaticos-Usados-de-Desecho-2015-.pdf